• evie Atención Primaria de familia, difı´cilmente no podra´ poner un tratamiento erradicador. Difı´cilmente se aprendera´n algunas competen- nos ponen barreras, nos encontraremos con una limitacio´n Investigaciones Sociolo´gicas (CIS) siguen demostrando que la profesio´n ma´s valorada por las personas es la profesio´n dad, y si no, Medicina de Familia’’. Aunque ya va siendo ARTICLE IN PRESS Aten Primaria.2010;42(1):1–4 0212-6567/$ - see front matter & 2009 Elsevier Espan˜a, S.L. Todos los derechos reservados. parcial de nuestro programa. Tambie´n, por el contrario, pueden aparecer competencias no incluidas en el programa que por intere´s del residente o de la organizacio´n se incluyen en el proceso formativo del residente. Todo esto superada, esta losa es evidente y es una de las razones ocultas, junto con el miedo de pe´rdida de poder por parte de algunos profesores de las facultades de Medicina, lo que explica parte de nuestra dificultad para entrar en ellas. A doi:10.1016/j.aprim.2009.10.006 ni su tutor ni en su centro de salud docente no se realizan, con el an˜adido de que si las herramientas informa´ticas nos conducen so´lo a la atencio´n individual; si tenemos que aprender la atencio´n a la mujer pero no seguimos embarazos y tenemos limitada nuestra actuacio´n en la planificacio´n familiar y si decimos que hay que aprender la atencio´n al nin˜o pero no atendemos nin˜os. Es decir, que si nuestra competencia como tutores no responde al perfil del programa y los entornos, la estructura y la organizacio´n Seguimos teniendo la sensacio´n que tenemos que saberlo todo y curarlo todo y que cualquier tipo de malestar es un problema que tiene una respuesta en nuestras manos. Adema´s, hemos consentido, asumido y a veces con nuestra actitud alentado a que un listado no despreciable de ‘‘no enfermedades’’ con sus correspondientes fa´rmacos forme parte de nuestro quehacer cotidiano. Adema´s a los me´dicos de familia se nos an˜ade el peso del estigma de ‘‘si eres buen estudiante, haces una especiali- cias, ejemplo de los abordajes familiares y comunitarios, si me´dica y el baro´metro sanitario, el me´dico de familia7. www.els EDITORIAL semFYC ‘‘Currı´culum oculto’’ The hidden curriculum En algunos foros y entornos docentes se repite el te´rmino de currı´culo oculto; eso nos lleva a la reflexio´n de cua´ntos currı´culos existen y nos encontramos con al menos 3: el currı´culo formal, el currı´culo real y el currı´culo oculto. El currı´culo formal, en nuestro caso, es el programa formativo de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, publicado en el Boletı´n Oficial del Estado (BOE) el 3 de mayo de 20051, y cuyo objetivo es la adquisicio´n de los valores, el perfil y las competencias de nuestra especialidad. La mayor parte de los investigadores en evidencias sobre las intervenciones formativas efectivas coinciden en que una de ellas es la existencia de programas formativos so´lidos2,3. Pero, ¿el currı´culo formal es el currı´culo real que se desarrolla en todas las unidades docentes? En la figura 1, siguiendo a Davis et al4, se recogen las complejas relaciones que intervienen en la adaptacio´n del programa a la realidad, y este complejo entramado que interactu´a entre sı´ determina finalmente el currı´culo real. Ası´, el programa formativo formal puede determinar que el residente debe aprender a erradicar el Helycobacter pylori, pero si la gastroscopia no es accesible para el me´dico r.es/ap conforma el currı´culo real. Si su distorsio´n con respecto al programa formal es importante, tenemos un problema, porque estamos formando especialistas, pero no sabemos exactamente en que´. A este complicado entramado se une el currı´culo oculto. La Sociologı´a de la educacio´n denomina ‘‘currı´culum oculto’’ a aquellos aspectos no explı´citos del currı´culo y considera que este currı´culo es una suerte de ‘‘currı´culum moral’’. En este sentido, este aspecto del currı´culo no serı´a tan ‘‘oculto’’. Y ma´s en nuestro caso, ya que nuestro programa de la especialidad explicita en el currı´culo formal los valores implı´citos del me´dico de familia. El currı´culo moral y de los valores esta´ de actualidad5 por excesiva presencia de valores negativos que conllevan desmoralizacio´n. En el momento actual, hay una serie de valores impregnados en nuestra profesio´n que nos esta´n afectando y tienen que ver con el poder, la jerarquı´a, la autoridad, el saber todo y ser capaz de resolver todo. Tenemos la sensacio´n de que las personas que atendemos no nos respetan, que hemos perdido poder, autoridad y prestigio. Sin embargo, frente a esto, las encuestas del Centro de 6
  • ARTICLE IN PRESS DICI MILIA Y UNIT idos so d ció liza EDITORIAL semFYC2 Motivación (creencias, valores y expectativas) Competencia PROGRAMA ME FA COM PROGRAMA MFyC Conten Residentes Proce forma especia Estructura y organización esto se an˜ade la cantinela de ‘‘los candidatos al examen MIR no eligen Medicina de Familia con buenos nu´meros’’ (sin embargo, el segundo dı´a del MIR e´ramos la nu´mero 19 de las 47 especialidades ofertadas en nu´mero de plazas elegidas y, adema´s, todo el mundo deberı´a saber que comparar poblaciones de 1.800 y 50 sin ajustes no es correcto). Por todas estas razones, al elaborar nuestro programa de la especialidad, antes de definir las competencias, se incluyeron los valores profesionales, porque la competencia profesional del me´dico de familia no se construye so´lo con conocimientos y capacidades, sino tambie´n con actitudes, que incluyen el comportamiento e´tico, el humanismo y la profesionalidad. Teniendo en cuenta que no hay ensen˜anza neutral, sino que toda esta´ cargada de actitudes, valores y compromisos, y siguiendo a Adela Cortina8 que nos dice que ‘‘por huir del adoctrinamiento no debemos caer en la indoctrinacio´n’’, es fundamental reflexionar e incorporar los valores del me´dico de familia en el programa porque e´stos permiten ordenar las restantes competencias de una forma ajustada a las exigencias de ser personas. Por eso, nos parece clave explicitar que´ significado tienen nuestros compromisos con las personas, con la sociedad, con la Entornos Misió Visió Valo Organización: barreras a superar, ambiente, interacción Tiempo Número de profesionales Sistemas de colaboración Figura 1 Proceso de form Motivación (creencias, valores y expectativas) Competencia NA R ARIA Tutores e n do Metodología docente e´tica, con la formacio´n, con la calidad y con nuestra especialidad. Es evidente que en aprendizaje de actitudes y valores existe un profesional clave, el tutor. Entre los criterios para ser tutor existen algunos que son ma´s difı´ciles de medir, pero que son mucho ma´s clave que los explicitados por el Real Decreto 183/2008 de 8 de febrero9, que son el manejo de las relaciones interpersonales, la capacidad de llevar a cabo encuentros docentes, la accesibilidad y la cercanı´a y, sobre todo, el modelo va´lido de comportamiento profesional. Si observamos bien la figura 2, vemos que si nuestro modelo habitual de comportamiento profesional es el del tutor B, de nada vale explicitar el currı´culo oculto en un programa formativo o dar clases al respecto, porque no ensen˜amos valores con lo que escribimos o lo que decimos, sino con lo que hacemos. Aunque en este momento, como afirma Diego Gracı´a, compaginar la renuncia a los monopolios y a los privilegios con la bu´squeda de la excelencia es la gran tarea, y lo cierto es lo que dice Max Scheler: ‘‘todos los valores positivos son importantes para organizar la vida humana en condiciones, docentes Aprendizaje de campo, tutelado y progresivo Evaluación formativa y sumativa n n res y evaluativa acio´n especializada.
  • ARTICLE IN PRESS Que rollo, tener a alguien siempre EDITORIAL semFYC 3 Compromiso con las personas Tutor A Que pesadez!!! Vaya lista de hoy! Consultan por todo! y encima pretenden que les expliques que les pasa y lo que vas a porque una existencia que no aspire a la alegrı´a, a la utilidad, a la belleza, a la justicia o a la verdad tiene poco de humana’’. Ası´ que, aunque sea por nosotros mismos, por no perder moral, debemos hacer verdad nuestros compromisos y transmitirlos. La deliberacio´n sobre las e´ticas profesionales y las e´ticas institucionales puede ser el me´todo adecuado para la remoralizacio´n de la universidad, de los servicios de Tutor B Voy a comentar con ella estos pacientes. Me preocupan. No están bien. hacer Compromiso social Tutor A Tutor B ¿Para qué sirve esta prueba? ¿Por qué la pides? Has pensado en su sensibilidad, en su coste, en las molestias que le genera al paciente? Que pesada! ¿Por qué pido esta prueba? Porque sí, porque está en el protocolo, por sí acaso, no nos vayan a meter un puro!! Compromiso con la mejora continua Tutor A Tutor B Vamos a hablar hoy de los métodos de mantenimiento de la competencia y cómo imbricarlo con los indicadores de resultados A mi si no me pagan la formación, no voy. A ver si a estas alturas tengo yo necesidad de aprender algo. Y lo de la evaluación de la calidad, sólo me lo miro si me pagan incentivos, si no, ni hablar Quién es nadie para medir mi calidad. Lo hago bien y punto. Total para lo que nos pagan . Figura 2 Los valores y su a Tutor A pegado a ti! Compromiso con la formación salud y como no de nuestra profesio´n. Nada ma´s, pero tambie´n nada menos10. Conflicto de intereses Los autores declaran no tener ningu´n conflicto de intereses. Tutor B ¿Qué podemos aprender hoy? Compromiso ético Tutor A Tutor B Los principios de autonomía y no maleficencia son principios éticos básicos. Y además cuando entre este paciente prefiero quedarme sola porque ha manifestado su deseo de confidencialidad Esa pesada que te pidió que salieras de la consulta era para pedirme la postcoital a pesar de su marido tiene la vasectomía hecha! Compromiso con la propia especialidad Tutor A Tutor B Este trabajo que hemos hecho es muy interesante y aporta nuevas perspectivas en el abordaje de estos pacientes. trabajando en esta línea de investigación Vamos a publicarlo y vamos a seguir Dice que si publicamos algo! Lo que me faltaba. Estoy yo para bobadas!!!! plicacio´n en la realidad.
  • Bibliografı´a 1. Comisio´n Nacional de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Programa Oficial de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid; 2005. [Consulta 28/09/2009] Disponible en: http:// www.msc.es/profesionales/formacion/docs/medifamiliar.pdf. 2. Greco PJ, Eisenberg JM. Changing physicians’. N Engl J Med. 1993;329:1271–3. 3. Grimshaw JM, Russell IT. Effect of clinical guidelines on medical practice: A systematic review of rigorous evaluations. Lancet. 1993;342:1317–22. 4. Davis DA, Thomson MA, Oxman AD, Haynes RB. Changing physician performance. A systematic review of the effect of continuing medical education strategies. JAMA. 1995;274: 700–705. 5. Project of the ABIM Foundation. ACP-ASIM Foundation and European Federation of Internal Medicine: Medical profession- alism in the new millennium: A physician charter. Lancet. 2002;359:520–2. 6. Centro de Investigaciones Sociolo´gicas (CIS). Baro´metro Junio 2006. [Consulta 28/09/2009] Disponible en: http://217.140.16. 67/cis/opencms/-Archivos/Marginales/2640_2659/2649/e264900. html. 7. Ministerio de Sanidad y Polı´tica Social. Baro´metro sanitario 2008. [Consulta 28/09/2009] Disponible en: http://www.msps. es/estadEstudios/estadisticas/docs/LIBROBS2008.pdf. 8. Cortina A. E´tica de la razo´n cordial. Educar en la ciudadanı´a en el siglo XXI. (Premio Internacional de Ensayo Jovellanos, 2007). Oviedo, Nobel, 2007. 9. Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formacio´n sanitaria especializada. BOE 45/2008 (Feb. 02, 2008). 10. Garcı´a D. Como arqueros al blanco. Estudios de bioe´tica. Madrid: Tricastela; 2004. Vero´nica Casado Vicente Comisio´n Nacional de Medicina Familiar y Comunitaria, Madrid, Espan˜a Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, Madrid, Espan˜a Correo electro´nico: veronica.casado@telefonica.net ARTICLE IN PRESS EDITORIAL semFYC4 ’’Currículum oculto’’’’Currículum oculto’’ Conflicto de intereses Bibliografía
Please download to view
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
...

“Currículum oculto”

by veronica-casado-vicente

on

Report

Category:

Documents

Download: 0

Comment: 0

212

views

Comments

Description

Download “Currículum oculto”

Transcript

  • evie Atención Primaria de familia, difı´cilmente no podra´ poner un tratamiento erradicador. Difı´cilmente se aprendera´n algunas competen- nos ponen barreras, nos encontraremos con una limitacio´n Investigaciones Sociolo´gicas (CIS) siguen demostrando que la profesio´n ma´s valorada por las personas es la profesio´n dad, y si no, Medicina de Familia’’. Aunque ya va siendo ARTICLE IN PRESS Aten Primaria.2010;42(1):1–4 0212-6567/$ - see front matter & 2009 Elsevier Espan˜a, S.L. Todos los derechos reservados. parcial de nuestro programa. Tambie´n, por el contrario, pueden aparecer competencias no incluidas en el programa que por intere´s del residente o de la organizacio´n se incluyen en el proceso formativo del residente. Todo esto superada, esta losa es evidente y es una de las razones ocultas, junto con el miedo de pe´rdida de poder por parte de algunos profesores de las facultades de Medicina, lo que explica parte de nuestra dificultad para entrar en ellas. A doi:10.1016/j.aprim.2009.10.006 ni su tutor ni en su centro de salud docente no se realizan, con el an˜adido de que si las herramientas informa´ticas nos conducen so´lo a la atencio´n individual; si tenemos que aprender la atencio´n a la mujer pero no seguimos embarazos y tenemos limitada nuestra actuacio´n en la planificacio´n familiar y si decimos que hay que aprender la atencio´n al nin˜o pero no atendemos nin˜os. Es decir, que si nuestra competencia como tutores no responde al perfil del programa y los entornos, la estructura y la organizacio´n Seguimos teniendo la sensacio´n que tenemos que saberlo todo y curarlo todo y que cualquier tipo de malestar es un problema que tiene una respuesta en nuestras manos. Adema´s, hemos consentido, asumido y a veces con nuestra actitud alentado a que un listado no despreciable de ‘‘no enfermedades’’ con sus correspondientes fa´rmacos forme parte de nuestro quehacer cotidiano. Adema´s a los me´dicos de familia se nos an˜ade el peso del estigma de ‘‘si eres buen estudiante, haces una especiali- cias, ejemplo de los abordajes familiares y comunitarios, si me´dica y el baro´metro sanitario, el me´dico de familia7. www.els EDITORIAL semFYC ‘‘Currı´culum oculto’’ The hidden curriculum En algunos foros y entornos docentes se repite el te´rmino de currı´culo oculto; eso nos lleva a la reflexio´n de cua´ntos currı´culos existen y nos encontramos con al menos 3: el currı´culo formal, el currı´culo real y el currı´culo oculto. El currı´culo formal, en nuestro caso, es el programa formativo de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, publicado en el Boletı´n Oficial del Estado (BOE) el 3 de mayo de 20051, y cuyo objetivo es la adquisicio´n de los valores, el perfil y las competencias de nuestra especialidad. La mayor parte de los investigadores en evidencias sobre las intervenciones formativas efectivas coinciden en que una de ellas es la existencia de programas formativos so´lidos2,3. Pero, ¿el currı´culo formal es el currı´culo real que se desarrolla en todas las unidades docentes? En la figura 1, siguiendo a Davis et al4, se recogen las complejas relaciones que intervienen en la adaptacio´n del programa a la realidad, y este complejo entramado que interactu´a entre sı´ determina finalmente el currı´culo real. Ası´, el programa formativo formal puede determinar que el residente debe aprender a erradicar el Helycobacter pylori, pero si la gastroscopia no es accesible para el me´dico r.es/ap conforma el currı´culo real. Si su distorsio´n con respecto al programa formal es importante, tenemos un problema, porque estamos formando especialistas, pero no sabemos exactamente en que´. A este complicado entramado se une el currı´culo oculto. La Sociologı´a de la educacio´n denomina ‘‘currı´culum oculto’’ a aquellos aspectos no explı´citos del currı´culo y considera que este currı´culo es una suerte de ‘‘currı´culum moral’’. En este sentido, este aspecto del currı´culo no serı´a tan ‘‘oculto’’. Y ma´s en nuestro caso, ya que nuestro programa de la especialidad explicita en el currı´culo formal los valores implı´citos del me´dico de familia. El currı´culo moral y de los valores esta´ de actualidad5 por excesiva presencia de valores negativos que conllevan desmoralizacio´n. En el momento actual, hay una serie de valores impregnados en nuestra profesio´n que nos esta´n afectando y tienen que ver con el poder, la jerarquı´a, la autoridad, el saber todo y ser capaz de resolver todo. Tenemos la sensacio´n de que las personas que atendemos no nos respetan, que hemos perdido poder, autoridad y prestigio. Sin embargo, frente a esto, las encuestas del Centro de 6
  • ARTICLE IN PRESS DICI MILIA Y UNIT idos so d ció liza EDITORIAL semFYC2 Motivación (creencias, valores y expectativas) Competencia PROGRAMA ME FA COM PROGRAMA MFyC Conten Residentes Proce forma especia Estructura y organización esto se an˜ade la cantinela de ‘‘los candidatos al examen MIR no eligen Medicina de Familia con buenos nu´meros’’ (sin embargo, el segundo dı´a del MIR e´ramos la nu´mero 19 de las 47 especialidades ofertadas en nu´mero de plazas elegidas y, adema´s, todo el mundo deberı´a saber que comparar poblaciones de 1.800 y 50 sin ajustes no es correcto). Por todas estas razones, al elaborar nuestro programa de la especialidad, antes de definir las competencias, se incluyeron los valores profesionales, porque la competencia profesional del me´dico de familia no se construye so´lo con conocimientos y capacidades, sino tambie´n con actitudes, que incluyen el comportamiento e´tico, el humanismo y la profesionalidad. Teniendo en cuenta que no hay ensen˜anza neutral, sino que toda esta´ cargada de actitudes, valores y compromisos, y siguiendo a Adela Cortina8 que nos dice que ‘‘por huir del adoctrinamiento no debemos caer en la indoctrinacio´n’’, es fundamental reflexionar e incorporar los valores del me´dico de familia en el programa porque e´stos permiten ordenar las restantes competencias de una forma ajustada a las exigencias de ser personas. Por eso, nos parece clave explicitar que´ significado tienen nuestros compromisos con las personas, con la sociedad, con la Entornos Misió Visió Valo Organización: barreras a superar, ambiente, interacción Tiempo Número de profesionales Sistemas de colaboración Figura 1 Proceso de form Motivación (creencias, valores y expectativas) Competencia NA R ARIA Tutores e n do Metodología docente e´tica, con la formacio´n, con la calidad y con nuestra especialidad. Es evidente que en aprendizaje de actitudes y valores existe un profesional clave, el tutor. Entre los criterios para ser tutor existen algunos que son ma´s difı´ciles de medir, pero que son mucho ma´s clave que los explicitados por el Real Decreto 183/2008 de 8 de febrero9, que son el manejo de las relaciones interpersonales, la capacidad de llevar a cabo encuentros docentes, la accesibilidad y la cercanı´a y, sobre todo, el modelo va´lido de comportamiento profesional. Si observamos bien la figura 2, vemos que si nuestro modelo habitual de comportamiento profesional es el del tutor B, de nada vale explicitar el currı´culo oculto en un programa formativo o dar clases al respecto, porque no ensen˜amos valores con lo que escribimos o lo que decimos, sino con lo que hacemos. Aunque en este momento, como afirma Diego Gracı´a, compaginar la renuncia a los monopolios y a los privilegios con la bu´squeda de la excelencia es la gran tarea, y lo cierto es lo que dice Max Scheler: ‘‘todos los valores positivos son importantes para organizar la vida humana en condiciones, docentes Aprendizaje de campo, tutelado y progresivo Evaluación formativa y sumativa n n res y evaluativa acio´n especializada.
  • ARTICLE IN PRESS Que rollo, tener a alguien siempre EDITORIAL semFYC 3 Compromiso con las personas Tutor A Que pesadez!!! Vaya lista de hoy! Consultan por todo! y encima pretenden que les expliques que les pasa y lo que vas a porque una existencia que no aspire a la alegrı´a, a la utilidad, a la belleza, a la justicia o a la verdad tiene poco de humana’’. Ası´ que, aunque sea por nosotros mismos, por no perder moral, debemos hacer verdad nuestros compromisos y transmitirlos. La deliberacio´n sobre las e´ticas profesionales y las e´ticas institucionales puede ser el me´todo adecuado para la remoralizacio´n de la universidad, de los servicios de Tutor B Voy a comentar con ella estos pacientes. Me preocupan. No están bien. hacer Compromiso social Tutor A Tutor B ¿Para qué sirve esta prueba? ¿Por qué la pides? Has pensado en su sensibilidad, en su coste, en las molestias que le genera al paciente? Que pesada! ¿Por qué pido esta prueba? Porque sí, porque está en el protocolo, por sí acaso, no nos vayan a meter un puro!! Compromiso con la mejora continua Tutor A Tutor B Vamos a hablar hoy de los métodos de mantenimiento de la competencia y cómo imbricarlo con los indicadores de resultados A mi si no me pagan la formación, no voy. A ver si a estas alturas tengo yo necesidad de aprender algo. Y lo de la evaluación de la calidad, sólo me lo miro si me pagan incentivos, si no, ni hablar Quién es nadie para medir mi calidad. Lo hago bien y punto. Total para lo que nos pagan . Figura 2 Los valores y su a Tutor A pegado a ti! Compromiso con la formación salud y como no de nuestra profesio´n. Nada ma´s, pero tambie´n nada menos10. Conflicto de intereses Los autores declaran no tener ningu´n conflicto de intereses. Tutor B ¿Qué podemos aprender hoy? Compromiso ético Tutor A Tutor B Los principios de autonomía y no maleficencia son principios éticos básicos. Y además cuando entre este paciente prefiero quedarme sola porque ha manifestado su deseo de confidencialidad Esa pesada que te pidió que salieras de la consulta era para pedirme la postcoital a pesar de su marido tiene la vasectomía hecha! Compromiso con la propia especialidad Tutor A Tutor B Este trabajo que hemos hecho es muy interesante y aporta nuevas perspectivas en el abordaje de estos pacientes. trabajando en esta línea de investigación Vamos a publicarlo y vamos a seguir Dice que si publicamos algo! Lo que me faltaba. Estoy yo para bobadas!!!! plicacio´n en la realidad.
  • Bibliografı´a 1. Comisio´n Nacional de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Programa Oficial de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid; 2005. [Consulta 28/09/2009] Disponible en: http:// www.msc.es/profesionales/formacion/docs/medifamiliar.pdf. 2. Greco PJ, Eisenberg JM. Changing physicians’. N Engl J Med. 1993;329:1271–3. 3. Grimshaw JM, Russell IT. Effect of clinical guidelines on medical practice: A systematic review of rigorous evaluations. Lancet. 1993;342:1317–22. 4. Davis DA, Thomson MA, Oxman AD, Haynes RB. Changing physician performance. A systematic review of the effect of continuing medical education strategies. JAMA. 1995;274: 700–705. 5. Project of the ABIM Foundation. ACP-ASIM Foundation and European Federation of Internal Medicine: Medical profession- alism in the new millennium: A physician charter. Lancet. 2002;359:520–2. 6. Centro de Investigaciones Sociolo´gicas (CIS). Baro´metro Junio 2006. [Consulta 28/09/2009] Disponible en: http://217.140.16. 67/cis/opencms/-Archivos/Marginales/2640_2659/2649/e264900. html. 7. Ministerio de Sanidad y Polı´tica Social. Baro´metro sanitario 2008. [Consulta 28/09/2009] Disponible en: http://www.msps. es/estadEstudios/estadisticas/docs/LIBROBS2008.pdf. 8. Cortina A. E´tica de la razo´n cordial. Educar en la ciudadanı´a en el siglo XXI. (Premio Internacional de Ensayo Jovellanos, 2007). Oviedo, Nobel, 2007. 9. Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formacio´n sanitaria especializada. BOE 45/2008 (Feb. 02, 2008). 10. Garcı´a D. Como arqueros al blanco. Estudios de bioe´tica. Madrid: Tricastela; 2004. Vero´nica Casado Vicente Comisio´n Nacional de Medicina Familiar y Comunitaria, Madrid, Espan˜a Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, Madrid, Espan˜a Correo electro´nico: veronica.casado@telefonica.net ARTICLE IN PRESS EDITORIAL semFYC4 ’’Currículum oculto’’’’Currículum oculto’’ Conflicto de intereses Bibliografía
Fly UP